lunes, 2 de junio de 2008

MEZQUINOS Y MEZQUINDADES

La coordinadora La Región de Murcia no se Vende (LRMNSV) ha de presentar urgente y públicamente una rectificación, por no apoyar la campaña "Costa contra la corrupción", de la que habla Pedro Costa abajo. Creo, además, que para que LRMNSV siga siendo el referente del movimiento social y ecologista opuesto a la corrupción urbanística y a este modelo depredador del territorio (cosa que, por cierto, ha venido denunciando Pedro Costa) ha de desprenderse de individuos intolerantes y manipuladores que propician tal estado de cosas. En las líneas de abajo, expreso mi posición particular sobre el asunto.

"La posición de la coordinadora LRMNSV en contra de Pedro Costa Morata a mí me ha producido una profunda indignación. Estuve personalmente cubriendo la rueda de prensa -para dar cuenta de la misma en los medios digitales con los que colaboro- en la que Pedro presentó la iniciativa y puedo afirmar públicamente que ésta se emprendió a título particular, pero arropada por personas como Jesús Solá, Martín, Pedro Guerrero y Pujante, siempre en calidad de amigos del injustamente condenado por la Justicia.

Por otro lado, desde hace tiempo he venido silenciando, por motivos evidentes (mi adscripción a una de las formaciones políticas vetadas para participar en dicha Plataforma), mi desacuerdo con las tremendas reticencias a la presencia activa en la misma de militantes de formaciones políticas de izquierda. Estando en tremendo desacuerdo con ese extremo, he respetado la decisión de Murcia no Se Vende, por entender su legitimidad por configurar un movimiento sociopolítico combativo, pero independiente. No obstante, en mi calidad de responsable de movimientos sociales de IURM, recién elegido para el cargo me apresté a ir a saludar a la Plataforma en una de sus asambleas, ofreciendo mi colaboración en todo lo que fuera menester y haciendo ver que, en ningún momento, la formación política en la que milito tenía intención de tener presencia en ella para mediatizar sus decisiones o para intentar su instrumentalización partidista. Es conocida, sin embargo, la presencia en el seno de la misma de personas que militan en las dos principales formaciones políticas de la izquierda murciana y que incluso una de las personas que actúan de portavoz de LRMNSV es un conocido concejal de un municipio del Valle de Ricote. Aun así, he respetado la decisión de la plataforma de no aparecer ligada a partido alguno. Con evidentes pifias -como ese temor obsesivo a la presencia de banderas republicanas, que, por lo que se ha visto últimamente, están proscritas-, he respetado a Murcia no se Vende e incluso he participado activamente (como muchas de las personas que militamos en IURM, incluido nuestro coordinador general J. A. Pujante) en sus movilizaciones, en mi doble condición de militante de IURM y con la modesta contibución de mis crónicas a la amplificación mediática de esas movilizaciones en los medios alternativos con los que colaboro.

No obstante, en esta ocasión, y por motivos similares a los que expone Rosa, conocido el boicot activo y la desautorización a la persona de Pedro Costa Morata, había decidido no acudir. Tuve, además, que desplazarme a Yecla, localidad en la que impartí una charla sobre las relaciones Iglesia-Estado en la Casa de la Cultura, en el entrañable acto de la presentación de un libro de artículos de mi amigo Vicente Palao, maestro, poeta y, sobre todo, gran persona, que se encontraba arropado, además, por amigos maestros e integrantes del Círculo de Poesía de la localidad. Pero, de no haber sido así, no habría acudido tampoco.

De no mediar una rectificación pública de la coordinadora LRMNSV respecto del asunto, personalmente retiraré mi apoyo a dicho movimiento. Algo que parecen haber decidido más personas, a la vista de la, al parecer, escasa asistencia registrada a la última concentración. Como dice Elvira, no están los tiempos de la izquierda en estos momentos para disquisiciones tan absurdas. Y, desde luego, atinadísima su cita de Bertold Brecht. Con luchas cainitas y sospechas infundadas, con este infantilismo de la izquierda, apañados vamos."

Diego Jiménez. Responsable de la relación con los Mov. Sociales en IURM.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Lo defines per--fec--ta--men--te: "INFANTILISMO". Es como aquella historia de la inocencia de los niños...

ernesto51 dijo...

Gracias por la detallada información sobre un asunto que no hemos conocido a través de la prensa nacional, y por la clara opinión personal expuesta.
Por cierto, personalmente me interesaría poder leer algo de la charla impartida sobre las relaciones Iglesia-Estado, asunto que considero importante.

Gracias y enhorabuena.

Saludos.

Clares dijo...

Yo no tenía ni idea de estos tejemanejes, amigo. Gracias por informar. No sé por qué tanto miedo a la política... Yo creía que la ecología era también política y ahora vienen estos haciendo ascos a la mayor parte de la gente que vamos a sus manis y demás. No lo entiendo.