miércoles, 19 de septiembre de 2018

EL CONGRESO DA VIA LIBRE A LA TRAMITACIÓN DE LA LEY DE LA VIVIENDA DE LA PAH

https://www.publico.es/politica/congreso-acepta-ley-pah.html

En mi artículo de La Opinión del pasado domingo, exponía la difícil situación de la vivienda en España, sometida, como otros tantos bienes del mercado, a la especulación, y denunciaba el incumplimiento del Plan Estatal de la Vivienda 2018-2021, impulsado por el exministro del PP Íñigo de la Serna. Esto me supuso un 'tirón de orejas' por parte de la PAH de Murcia, en la medida en que la aplicación de ese Plan -me advirtieron- suponía el trasvase de fondos públicos hacia los tenedores de pisos, muchos en manos de los 'fondos buitre'. 

Hoy la prensa nos aporta una buena noticia: con la abstención del PNV y los previstos votos en contra del PP y Cs, el Congreso dio ayer vía libre a la tramitación de la Ley de Vivienda de la PAH, que contempla, entre otras, la retroactividad en la dación en pago, el no a los desahucios sin alternativa habitacional, el impulso de un parque público de viviendas y el alquiler social. ¡¡¡ Sí se puede !!!






lunes, 17 de septiembre de 2018

LA VIVIENDA, INACCESIBLE


https://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2018/09/16/vivienda-inaccesible/954948.html


Desde mi picoesquina

La vivienda, inaccesible

"Hay que denunciar el incumplimiento del Gobierno regional, y de ayuntamientos como el de Murcia, del nuevo Plan Estatal de Vivienda por el que el Estado pagaría el 50% del alquiler a menores de 35 años"


Parece fuera de toda duda que el tema de la vivienda es un asunto prioritario, un problema social de primer orden, derivado no sólo de la crisis económica que golpea a los sectores sociales más débiles sino también del reiterado incumplimiento por los poderes públicos de ese derecho constitucional (artículo 47 de nuestra Carta Magna).

Pero, ¿cómo se ha llegado a esta situación? Hasta la crisis financiera de 2007, los ´fondos buitre´ estaban asociados a los países del Sur y a la especulación sobre los mercados de las deudas soberanas. Pero, al aflorar las deudas privadas ligadas a la crisis, esos fondos buitre aprovecharon la oportunidad para recomprar, en España y otros países de Europa (por ejemplo, Irlanda), a precio de saldo, las deudas impagadas para conseguir beneficios a corto plazo. Situación derivada de tres factores: 1. Los prestatarios víctimas de la crisis fueron incapaces de reembolsar sus préstamos. 2. El valor de las propiedades cayó en picado. 3. Los fondos buitre, como se ha dicho arriba, compraron a los bancos sus créditos dudosos, los llamados ´activos tóxicos´. Se estima que, en 2015, los bancos europeos tenían hasta 879.000 millones de euros en deudas impagadas procedentes en gran parte de familias en paro y que, además, fueron y son objeto de acoso por parte de los bancos, lo que repercute en su salud mental.

La nefasta repercusión de la acción de los fondos buitre no se ciñe sólo al ámbito de la vivienda, sino que también entran a saco en el mercado del suelo, lo que encarece el precio de este bien básico y, por añadidura, el de las viviendas.

Por ello, conocida la imposibilidad para millones de personas en este país de acceder hoy a una vivienda en propiedad, por los bajísimos salarios, la inestabilidad del mercado laboral, la ausencia de inversión en vivienda protegida y el disparatado valor de los precios del suelo, FACUA-Consumidores en Acción considera aberrante que el Ministerio de Fomento financie con dinero público la reforma de pisos destinados al alquiler social que la banca y los fondos y sociedades de inversión se han quedado tras los desahucios a sus propietarios, en lugar de sancionarlos mediante un gravamen por mantener viviendas vacías, problema para el que no se ha sabido encontrar solución. Según datos del Ministerio de Fomento del año 2016, sobre 25,58 millones de viviendas en España, un 4%, es decir, 1,023 millones estarían sin ocupar. Esto sin contar a las citadas anteriormente, en manos de bancos y fondos de inversión. Y algo también preocupante: no existe un registro público accesible sobre el patrimonio inmobiliario de la SAREB (el ´banco malo´).
Las soluciones que se proponen desde el ámbito municipal, el más próximo a la ciudadanía, chocan, las más de las veces, con el bloqueo de la Justicia. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) anuló en noviembre de 2017 la tasa que había planeado el Ayuntamiento de Barcelona para penalizar las viviendas sin uso; por su parte, el de Madrid quiere que el Ministerio de Hacienda le autorice a establecer un recargo de hasta el 50% en la cuota líquida del IBI en aquellas viviendas permanentemente vacías. Situación que se yuxtapone a las dificultades de la ciudadanía para el acceso al alquiler.

Según datos del primer trimestre de este año de un portal inmobiliario, los precios de los alquileres se incrementaron un 18,3% en tasa anual. En abril, volvieron a subir otro 6,2%. En muchas ocasiones, los responsables son los mismos fondos buitre que, tras adquirir los inmuebles, modifican al alza los contratos de arrendamiento, en un contexto de total indefensión por parte de sus inquilinos. Esta situación, junto con la proliferación de pisos para alquileres turísticos, ha hecho del arrendamiento, la única alternativa para miles de españolas y españoles, un recurso inalcanzable.

Ciñéndonos ya a nuestra Región de Murcia, según datos del Centro Regional de Estadística de Murcia (CREM), en el primer trimestre de 2018 el precio del valor tasado de la vivienda libre era de 990,5 euros/m2 (en el cuarto trimestre de 2007 éste era de 1.618,1 euros/m2), muy similar al de la protegida, que con 992,1 euro/m2 apenas ha experimentado variación respecto del precio del valor tasado al inicio de la crisis, que era de 997,4 euros/m2. Pero, pese al descenso experimentado respecto de los precios vigentes en el cuarto trimestre de 2007, la ausencia de inversión en vivienda pública es la norma.

En ese contexto, hay que denunciar, así mismo, el incumplimiento del Gobierno regional, y de ayuntamientos como el de Murcia, del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, por el que el Estado pagaría el 50% del alquiler de la vivienda a menores de 35 años y a mayores de 65 a partir de enero de este año, y hasta 10.800 euros para ayudar a jóvenes en la adquisición de vivienda. Contempla también que el Estado y las autonomías asuman el pago de entre 150 y 400 euros de alquiler a personas desahuciadas o colectivos vulnerables, con aportación del 80% del Ministerio y el 20% de las administraciones autonómicas.

Medidas insuficientes, en opinión de la Plataforma de Afectados-as por las Hipotecas (PAH) que, frente a la situación crónica de emergencia habitacional, propugna «quitar la alfombra roja a los especuladores» y legislar en favor de millones de personas afectadas por la crisis y las estafas. Porque la vivienda sigue siendo un bien inaccesible.
 
 

miércoles, 5 de septiembre de 2018

El Ateneo Republicano de Murcia se reúne con el Rector y el Vicerrector de Cultura y Comunicación de la UMU


Acuerdan establecer un convenio de colaboración para el desarrollo de actividades culturales

Diego Jiménez
Murcia, 05/09/2018. 

En la mañana del día 5 del presente, una delegación del Ateneo Republicano de Murcia, con su presidente al frente, se entrevistó en las dependencias del rectorado, en el edificio de la Convalecencia, con José Luján, Rector de la Universidad de Murcia, y con el Vicerrector de Calidad, Cultura y Comunicación, Francisco Javier Martínez.

En la foto, de derecha a izquierda, Elvira Ramos; José Luján, Rector; F.Javier Martínez, Vicerrector de Calidad, Cultura y Comunicación; Pepe Sánchez, y Diego Jiménez

En el encuentro, que transcurrió en un ambiente de cordialidad, las personas integrantes de la directiva del Ateneo expusieron la labor que desarrolla esta asociación, de carácter apartidista y abierta a la sociedad, y se recabó de la institución universitaria su colaboración en las actividades programadas, así como el eventual uso de las instalaciones universitarias para el desarrollo de las mismas.

Los miembros del equipo rectoral se mostraron dispuestos a ofrecer todo tipo de facilidades y su colaboración con los actos culturales del Ateneo Republicano y, además, a  firmar, en fechas próximas, un Convenio de Colaboración con esta asociación.

martes, 4 de septiembre de 2018

NO BASTA CON EXHUMAR AL DICTADOR




 https://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2018/09/04/basta-exhumar-dictador/951447.html

Desde mi picoesquina

No basta con exhumar al dictador

Era algo previsible. La tibia y tardía decisión del Gobierno de exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, casi once años después de aprobada la Ley de Memoria Histórica, ha reabierto un debate social que nunca se cerró del todo. El franquismo, como fenómeno político y sociológico, parecía adormecido, que no desaparecido, pues parece bastante evidente que sigue bastante incrustado en la sociedad. No creo que sea el único en percibir la espontánea oleada de ‘comprensión’ hacia los derechos de la familia (derechos que nunca reconoció el dictador a sus víctimas enterradas en cunetas y fosas comunes) incluso entre generaciones de jóvenes que no llegaron a conocer a Franco. El fenómeno ha producido una polarización de posturas que ha llegado a afectar, incluso, a relaciones familiares y personales. 

Polarización social ya perceptible desde la deriva soberanista catalana, alentada por una burguesía que al tiempo que abrazaba la causa rupturista no ocultaba su indisimulado abrazo a los recortes neoliberales que han hecho estragos también en Cataluña.  A mayor abundamiento, las torpes decisiones políticas y judiciales criminalizando el ‘procés’, la descarada utilización del mismo por la derecha como granero electoral, junto a la airada respuesta de un rancio nacionalismo de corte centralista alentando el ‘a por ellos’ han sido el caldo de cultivo para iniciar un incendio al que la citada decisión gubernamental de exhumar a Franco no ha hecho sino añadir más gasolina. 

A ello hay que añadir la impúdica exhibición de un cierto sentimiento profranquista en señalados dirigentes de la derecha como Pablo Casado y Albert Rivera que coexiste, y se nutre, de la oleada conservadora que ha eclosionado en EE UU y Europa al calor, y por reacción, al 15M y movimientos similares como Occupy Wall Street. Y la discusión no se traslada ahora sólo al ámbito de la economía, sino que afecta a temas como la moral, la familia, el aborto, los valores culturales, etc., la esencia del ideario franquista.

El franquismo residual, pues, se siente cómodo en el seno de esa marea conservadora, hegemónica en la medida en que ha logrado incrustarse en las mentes y en los comportamientos de la gente. De ahí que sea tan difícil erradicarlo. De ahí que quienes nos situamos en el campo contrario tengamos que navegar contracorriente. Y de ahí que la mayor parte del cuerpo social permanezca inmóvil ante las agresiones frecuentes a nuestra, ahora, endeble democracia, como se ha puesto de relieve en la escasa reacción ciudadana (la política era de esperar) ante la proclama de desagravio a Franco protagonizada por algunos centenares de militares retirados y en activo; o, aquí en Murcia, ante el acto vandálico protagonizado hace unos días en la plaza Derechos Humanos de Murcia, en la que fue arrancada la placa conmemorativa del sufrimiento y muerte de los 85 murcianos deportados a los campos de exterminio nazi. ¿Y qué decir de las agresiones que ya se han iniciado hacia señalados dirigentes de la izquierda?

Hechos deleznables donde los haya. Pero, además, hay quienes quieren que un manto de silencio se extienda sobre la simbología y restos del franquismo, a veces  banalizando el sufrimiento de las víctimas de ese ominoso régimen, como la decisión del ayuntamiento de Murcia de programar en la Cárcel Vieja un concierto dentro del Ciclo ‘Melodías en la Cárcel’, sin duda por el deseo del alcalde Ballesta de convertir ese centro del horror y muerte en un ‘espacio amable’ (¿?).

Pablo de Greiff, el relator especial de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición, declaró en su informe de 2014 no haber visto nunca, en sus veinte años trabajando por este tema en todo el mundo, una distancia tan enorme entre las instituciones del Estado y las víctimas de los crímenes franquistas. Y respecto del tema de la resignificación del Valle de los Caídos, algo que estaba en la agenda del PSOE pero que, una vez más, por presiones de la derecha ha quedado aparcado, De Greif echaba de menos algún tipo de información respecto de la forma en que fue construido y de las condiciones en que fueron allí trasladados muchos de los presos. 

La pervivencia del Valle de los Caídos, como el único mausoleo levantado en Europa en memoria de un dictador, es una anomalía democrática. Pero no la única. Por ello, para consolidar una democracia de verdad, es preciso hacer una labor pedagógica sobre la importancia de la misma, en oposición a todo tipo de dictaduras (hoy, el estudio del franquismo sigue teniendo escaso peso en los programas escolares), y, además, hay que abordar valientemente toda una labor legislativa para enterrar definitivamente el franquismo. Cito algunas actuaciones necesarias:  Eliminación de toda simbología de la dictadura en espacios públicos; derogación de la Ley de Amnistía de 1977; condena explícita del régimen franquista por las Cortes españolas y anulación de la validez de las penas impuestas por sus tribunales ; exhumación, a cargo del Estado, de las más de 2.000 fosas comunes aún pendientes; ilegalización de la Fundación Franco y otras similares; compensación a las familias por las expropiaciones ilegales durante el franquismo; homenajes públicos a los luchadores antifranquistas y por la democracia; depuración de responsabilidades por el asunto de los bebés robados, etc., etc. 

Sin abordar estas actuaciones, el legado de ese odioso régimen va a seguir siendo una rémora incrustada en nuestro sistema de convivencia.

Diego Jiménez  @didacMur

domingo, 22 de julio de 2018

CON PABLO CASADO, MÁS CERCA DE EUROPA


Por primera vez, las bases del PP (bien que en una evidente minoría) hablaron. Y eligieron a Soraya. Pero el aparato del partido ha decidido hacer un PP más europeo. La elección de Pablo Casado no es tan democrática como quieren hacernos creer. Tampoco es casual. Veamos.

En Europa, como en el resto del mundo, asistimos en estos momentos, tras la crisis económica provocada del 2008, a una agudización de la lucha de clases. Sólo que las batallas las está ganando sobre todo el capital especulativo financiero, que, con la crisis, ha logrado incrementar sus beneficios de forma exponencial, a costa de las rentas de las clases asalariadas y de la pequeña y mediana burguesía. 

Pero para que esa operación haya sido factible, ha sido necesario desarmar ideológicamente toda contestación proveniente de la izquierda y de esas clases sociales subalternas. Y la forma de llevar a cabo esa operación ha consistido en ir modelando una mayoría social dócil y receptiva al discurso que le interesa al gran capital. 

De modo que, en el campo de la ideología, se fomenta el individualismo más feroz, como recurso útil de ascenso en la escala social,  aun a costa de barrer la solidaridad entre iguales. Se apela al patriotismo rancio, potenciando el valor simbólico de la bandera,  como forma de borrar cualquier vestigio de acercamiento a la idea de la solidaridad internacional. Y, de paso, se defiende la superioridad de la cultura europea y occidental, con lo que se da entrada en el imaginario colectivo a ideas supremacistas, que son la antesala de la xenofobia y el racismo. Con  la crítica al aborto y al divorcio, se .potencia la estructura de  de la familia tradicional, que le viene muy bien al capital para la reproducción de sus estructuras de dominación. 

Con estos precedentes, choca que sean las clases dominantes, que tanto dolor, sufrimiento y muerte provocan con sus políticas, las que paradójicamente defiendan con aparente énfasis el derecho a la vida, cuestionando, como hemos dicho, el aborto, pero también la eutanasia...

Todas estas ideas expuestas son defendidas hoy por líderes europeos de países como Austria, Hungría, Italia, Francia... Y ayer, en un hotel de Madrid, fueron expuestas con énfasis por Pablo Casado, hasta el extremo de arrancar sonoros aplausos de los compromisarios del PP, sin duda en sintonía con el discurso de extrema derecha de su nuevo líder.

Visto lo cual, y ante la eventualidad de que, en este ámbito sí, nuestro país pudiera homologarse a las tendencias que empiezan a ser dominantes en Europa, a quienes nos sentimos de izquierdas nos toca 'ponernos las pilas' y faenar por la consecución de un amplio espacio de encuentro político y social, de extracción popular e interclasista, que frene la llegada al poder de la extrema derecha. Para lo cual hay una tarea que se me antoja inaplazable: la consolidación, precisamente en el campo de la ideología, de un discurso emancipador y solidario con vocación de constituirse en hegemónico. 

miércoles, 18 de julio de 2018

UNA PROVOCACIÓN-. ¿LA PRIMERA?

https://www.laopiniondemurcia.es/opinion/2018/07/18/provocacion-primera/939380.html


Desde mi picoesquina

Una provocación. ¿La primera?

Se veía venir. El choque de trenes. Tan pronto como el delegado del Gobierno en la Región anunciara, en línea con las reiteradas reivindicaciones vecinales, la fecha del segundo semestre del 2020 para la llegada del AVE soterrado a la ciudad de Murcia, se ha producido la respuesta del presidente regional, F. López Miras, haciendo algo que no debe hacer un presidente que se dice representante de todos-as los murcianos y murcianas: un llamamiento a la (“su”) sociedad civil murciana (porque, ¿cuántas personas caben en  el Auditorio Víctor Villegas?) contra lo que considera el ‘robo’ del AVE.  Al adoptar esa nefasta decisión, no sólo está confundiendo la parte con el todo, porque está claro que de esa sociedad civil está excluyendo interesadamente a los miles de vecinas y vecinos que llevan cientos de días de lucha en las vías, sino que se ubica en una posición de deslealtad hacia el Gobierno del Estado que, por lo que se ha visto hasta ahora, parece ser el inicio de una cadena de confrontaciones permanentes.

Me van a perdonar el símil, pero la postura del presidente regional y de su gabinete me recuerda mucho a la del jabalí herido. Es evidente que el PP no ha digerido aún la forma en que Mariano Rajoy ha debido de abandonar la Moncloa y se apresta, pues, con malas artes, a denostar todo cuanto proceda del campo socialista y de la izquierda. Los exabruptos de su portavoz parlamentario en las Cortes, Rafael Hernando, y este disparate de llamar ‘robo’ a una decisión del Gobierno que sintoniza con los vecinos y las vecinas de las vías, cuando con la gestión del PP no se daban plazos concretos para la llegada del AVE soterrado, así lo demuestran.

Y, además, otra consideración. El día elegido. Pudiera parecer casual convocar un acto en una fecha aparentemente ‘inocente’ como la del 18 de julio, el día del alzamiento fascista contra la República. Pero, a lo mejor, no lo es. Cuando desde el Gobierno central se ha anunciado el inicio del proceso para una reforma integral de la Ley de Memoria Histórica, con actuaciones que no debieran haberse dilatado en el tiempo, como la nulidad de los tribunales franquistas, la ‘resignificación’ del Valle de los Caídos, la ilegalización de fundaciones y asociaciones que ensalzan al dictador, las exhumaciones a cargo del Estado, etc., parece fuera de toda duda que la fecha elegida --por parte de un partido, el PP, que ha venido mostrándose más que refractario al cumplimiento de esa ley y ha exhibido públicamente su desprecio no sólo a las reivindicaciones memorialistas sino a las víctimas del franquismo-- me parece un dislate. Además, cuando por parte de señalados dirigentes del PP ha venido denunciándose que la izquierda, precisamente, desea revivir cierto ambiente ‘guerracivilista’,  la fecha elegida me suena a provocación. ¿Será la primera de una serie de encontronazos graves con el Gobierno del Estado?

Por último, una reflexión más sobre la sociedad civil a la que se refería López Miras. En ella, claro, incluye a la CROEM. Una organización empresarial que ha venido situándose, interesada e indisimuladamente, en una clara posición de defensa del interés particular sobre el general. Porque me van a decir ustedes a quiénes, sino a los que tienen los bolsillos llenos, puede beneficiar una obra faraónica que, amén de llenar unos cuantos bolsillos más –ya saben, por los posibles sobrecostes y las posibles comisiones-, va a condenar al común de los mortales murcianos a viajar a la capital del Reino a un coste superior al del tren convencional. Ese entusiasmo con el AVE de nuestra clase empresarial me gustaría verlo también para exigir, con idéntico énfasis, la apertura de la variante de Camarillas, pero con vías desdobladas y electrificadas desde Chinchilla hasta Cartagena, que harían posible el trayecto de Murcia a Madrid en algo más de tres horas. O para reivindicar una mejora urgente de las líneas de cercanías, que, por lo que he leído, registran una pérdida constante de viajeros por el mal estado de los trenes. ¿Acaso el disponer de trenes modernos y cercanías mejoradas no es de interés general?
Me gustaría que la CROEM aclarara también su posición sobre esos convoyes del Corredor Mediterráneo, de casi un kilómetro de longitud en algunos casos, que van a atravesar la ciudad, a veces cargados de mercancías peligrosas. No he visto a esta organización empresarial defender un trazado alternativo para esos trenes, por ejemplo, en paralelo a la autovía A7, para evitar los centros urbanos (alguien lo sugirió en su momento).

Para mí queda muy claro, vistas las posiciones coincidentes estos días del Gobierno regional y del empresariado murciano en relación con el AVE, que hay una comunión de intereses entre ambas instancias que atentan contra el interés general de todas y todos los murcianos. Algún día, la sociedad civil, esa a la que apela López Miras, conocerá, vía Auditoría u otras actuaciones, qué se escondía detrás de esta obcecación en traer el AVE a cualquier precio.