jueves, 10 de diciembre de 2009

LA PRESIÓN DEL MOVIMIENTO CIUDADANO DE MURCIA LOGRA PARALIZAR LAS OBRAS DEL APARCAMIENTO DEL JARDÍN DE SAN ESTEBAN





Funcionarios del Juzgado se personaron en el lugar, junto con la policía judicial, y ordenaron esa medida para preservar los restos arqueológicos del arrabal andalusí de los siglos XII y XIII aparecidos en el subsuelo.

Diego Jiménez/Murcia.- La perseverancia en la presión ejercida por el movimiento ciudadano de Murcia ha dado sus frutos. En la tarde del día 9, la Fiscalía instó al Juzgado de Guardia número 1 de Murcia a paralizar las obras de un aparcamiento en el Jardín de San Esteban, lugar donde se ha descubierto la existencia de un arrabal de la época almohade (siglo XIII). En la zona pueden verse los restos de hasta diez palacios, más de cincuenta viviendas, dos calles perfectamente alineadas en cuadrícula dotadas de alcantarillado, conducciones de agua potable con tuberías de plomo, jardines, una mezquita con su minarete así como un cementerio, en una extensión total de unos diez mil metros cuadrados.

Como informamos en días pasados, si bien el director general de Bellas Artes de la Comunidad Autónoma de Murcia, Enrique Ujaldón, dio un plazo de tres meses para proseguir las excavaciones, en busca de posibles restos del siglo XII, época de mayor esplendor de la Murcia musulmana, la intención real era trasladar los mismos a la espera de ubicarlos, en un futuro, a cota cero (el actual yacimiento se halla a tres metros y medio de profundidad) una vez construido el aparcamiento.

José María Luzón, catedrático de Arqueología de la Universidad Complutense de Madrid, desplazado a Murcia para visitar la excavación, afirmó que las catas realizadas sólo descubrían en niveles inferiores limos y declaró incompatible la existencia de un aparcamiento en la zona con la preservación de unos restos a los que consideró de una importancia singular, por lo que dijo que construir ahí el proyectado aparcamiento era una barbaridad.
Lento expolio y denuncia ciudadana

Desde que se conoció el alcance de los restos encontrados, se desplegó un amplio movimiento ciudadano de denuncia, así como de los partidos políticos PSRM-PSOE e IU. Así, a través de la red Facebook cuajó una iniciativa que ha sumado, en pocos días, más de 11.000 personas adheridas, y que ha terminado por constituirse en movimiento ciudadano organizado. La Plataforma, denominada “Proteger los restos arqueológicos de San Esteban”, organizó el pasado domingo una acción en la que más de doscientas personas, animadas por el profesor de la Universidad de Murcia, Javier García del Toro, ‘abrazaron’ los restos e iniciaron una recogida de firmas tendentes a declarar el lugar como Bien de Interés Cultural (BIC). Así mismo, el Foro Ciudadano de Murcia, instó, a través de las listas de correo de Internet, a dirigir sendos escritos al Alcalde de Murcia, Miguel Ángel Cámara, y al Consejero de Cultura de la Comunidad Autónoma de Murcia, Pedro Alberto Cruz, para pedirles la conservación, in situ, de los restos encontrados.
A pesar de ello, en la mañana del día 9, la videocámara instalada frente a ese lugar por esta plataforma para hacer, a través de la red, un seguimiento de estas obras, detectó extraños movimientos de camiones que, provistos de cajas de plástico y palés de madera, estaban procediendo al desmontaje de los restos de uno de los Palacios (el número 1), con la intención de trasladarlos del lugar. Rápidamente corrió la noticia a través de Internet y de la telefonía móvil, y en el lugar se dieron cita unas cien personas para impedir la consumación de ese expolio. Lograron cortar el acceso al yacimiento de uno de los camiones que, sin embargo, entró a la zona de obras por la zona del Portillo de San Antonio, situado en el extremo sureste de la plaza.

Ante la magnitud del expolio que se estaba consumando –pues operarios sin cualificación en labores arqueológicas estaban procediendo al desmontaje de los restos de los muros de ese palacio- miembros de la Plataforma se desplazaron al cuartel de la Guardia Civil. Unas horas más tarde, agentes del SEPRONA se personaron en el lugar y tomaron fotografías y pidieron los permisos de obra, petición que, horas antes, había realizado la concejala socialista del Ayuntamiento de Murcia, María José Alarcón, recibiendo la negativa del encargado de esas obras, al tiempo que la gravedad de la situación había llevado a la concejala de IU+Los Verdes en ese consistorio, Esther Herguedas, a pedir la dimisión del Consejero de Cultura.

La presencia vecinal en torno al yacimiento fue constante y, sobre las 16:30 horas, comprobaron, con alivio, que agentes de la policía nacional y funcionarios del Juzgado de Guardia se presentaron en el lugar de las obras y ordenaron su paralización.
El presidente Valcárcel se pronuncia

A últimas horas de la tarde, emisoras de radio y la Agencia EFE dieron cuenta de que, desautorizando las pretensiones del Alcalde de Murcia y los intereses de la empresa constructora del aparcamiento, “la Generala”, el presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Ramón Luís Valcárcel, afirmaba, desde Bonn, que "la magnitud y la importancia del yacimiento arqueológico de San Esteban hacen imposible la construcción de un aparcamiento en ese lugar". Para añadir que el Ejecutivo regional ha seguido en todo momento los trabajos e informes de los técnicos, que son "los que ahora tienen que pronunciarse sobre el futuro de los restos arqueológicos y tratarlos desde un proyecto museístico, algo que ya no compete a un Gobierno sino a los expertos. La voluntad del Gobierno es que no haya aparcamiento en ese lugar, que se mantenga en su totalidad el yacimiento y que se haga un gran proyecto museístico para lo cual se debe abrir un foro de debate local, nacional e internacional que decida exactamente de qué manera se conservan y se exhiben unos testimonios de tanta importancia".
El movimiento ciudadano y los partidos políticos consideran esa decisión el resultado del esfuerzo social por impedir que se consumara un absurdo atentado al patrimonio cultural presente y futuro de todos los ciudadanos y ciudadanas de Murcia, no obstante lo cual siguen expectantes ante actuaciones futuras, a la espera de depurar responsabilidades por los posibles daños ocasionados al yacimiento.

A la espera de posibles acontecimientos, la Plataforma había convocado una manifestación ciudadana de protesta en la ciudad para el día 19, acto que, a la hora de redactar estas líneas y a la vista de la evolución de los acontecimientos, ignoramos si se mantiene, o no, en pie.

3 comentarios:

Clares dijo...

Yo a lo que ha pasado con Valcárcel le llamo cinismo descarado y oportunismo populista. Dice que ya lo tenía pensado hace veinte días, y voy yo y me lo creo. Ha salido por donde ha salido cuando ha visto que se le venía encima una avalancha ciudadana. Y mientras su neroncillo sobrinísimo diciendo que todos somos unos esquizofrénicos. Puede ser, pero estamos en tratamiento ciudadano, mientras que él, psicópata y delirante, ni se lo plantea. Vaya una tropa de cínicos.

Clares dijo...

Respecto a la manifestación, yo creo que se debería mantener, por escenificar a catorce mil personas en la calle, no sea que... eso si estamos dispuestos a no faltar, claro.

Diego Jiménez dijo...

Se mantiene la manifestación según las últimas noticias que tengo.