viernes, 26 de noviembre de 2010

CARTA DEL PRESIDENTE DE DE ATTAC-ESPAÑA AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO

En su misiva, Carlos Martínez lamenta que Zapatero solo escuche a los responsables de la crisis



Carta abierta al Presidente del Gobierno de España
Sr. D. José Luis Rodríguez Zapatero
Presidente del Gobierno
Señor Presidente:

Me dirijo a usted en mi condición de Presidente de ATTAC España, una asociación que seguramente conocerá y que se preocupa por formar a la ciudadanía, por analizar la situación social y económica y por combatir pacífica y democráticamente el “terrorismo financiero” -en expresión de su compañero de Partido y presidente de la Junta de Andalucía, José Griñán- que, en nuestra opinión y como creemos que usted sabe mejor que nadie, viene extorsionando a los pueblos desde hace tiempo. Una asociación que pronosticó acertadamente hace ya diez años el desencadenamiento de la actual crisis y sus efectos y a la que, por cierto, pertenecen también militantes y simpatizantes del Partido Socialista Obrero Español.
En esta ocasión me dirijo a usted en nombre de ATTAC España para manifestarle la desolación e indignación que produce el hecho de que, una vez más, para plantear y tratar de resolver los gravísimos problemas que tiene la economía española recurra usted solo a una parte de la sociedad española: en este caso a los grandes bancos y empresas que en tan gran medida han sido, precisamente, las que han provocado los problemas que padecemos.

Le manifiesto nuestra indignación porque creemos que usted, como Presidente del Gobierno de todos los españoles, debería tener presente la opinión y los deseos no solo de los grandes poderes empresariales y financieros sino también de los que vienen sufriendo las consecuencias de su avaricia y de su irresponsabilidad.

Y le manifiesto igualmente nuestra desolación al comprobar una vez más que recurre usted a quienes menos éxito han tenido a la hora de analizar el origen de la crisis y a quienes se han equivocado constantemente en sus pronósticos y proyecciones, sin que se haya usted dignado (o al menos, sin que ello haya trascendido públicamente) tomar nunca en cuenta la opinión de las personas y estudiosos que desde posiciones de izquierda están mostrándose con mucha más capacidad de descubrir y analizar la realidad de los hechos.

Lamento tener que decirle que de esa manera es usted mismo quien alimenta las posiciones ideológicas y políticas que lo vienen combatiendo con un ímpetu denodado y la mayoría de as veces incluso injusto y quien se incapacita para disponer de claves que permitieran abordar los problemas económicos de España desde otros puntos de vista. Y, al mismo tiempo, quien desarma a las clases trabajadoras pues éstas quedan confundidas cuando alguien en quien confiaron simplemente se limita a ejecutar lo que le piden los grandes poderes financieros.

Lejos de limitarnos a denunciar esa actitud tan poco efectiva y tan escorada a favor de estos últimos, deseamos contribuir a hacer explícitos otros puntos de vista que los grandes medios y las derechas se empecinan en ocultar y por lo que le animo a conocer las propuestas de otras organizaciones de la sociedad civil (ATTAC entre ellas) y los análisis que realizamos de la crisis que, una vez que han ido sucediendo los hechos, se han mostrado como mucho más acertados que los que vienen realizando desde posiciones neoliberales, y que le pueden ofrecer alternativas mucho más eficaces y menos onerosas para las clases trabajadoras y para la pequeña y mediana empresa de este país que es la que, como usted sabe, crea y mantiene a más del 90% del empleo.

En la confianza de que una organización como la nuestra, que cuenta con miles de afiliados en toda España, pueda tener la misma capacidad de ser oída que los grandes banqueros y empresarios, le saluda atentamente.

Carlos Martínez García
Presidente de ATTAC España

2 comentarios:

Clares dijo...

Amén, no hay mucho que añadir al análisis de ATTAC y de su presidente. Lo malo, amigo Diego, es que no le van a hacer mucho caso, y menos aún cuando vengan los que están esperando sacar su tajada de este desastre. Miedo me da, tanto que a veces me dan ganas de emigrar. De momento, estoy bastante retirada, por razones profesionales y familiares, pero ver tanta inutilidad me pone de muy mal humor. No soy una teórica que me pueda tomar las cosas con serenidad. Ya veremos en qué queda todo esto.

Diego J. dijo...

Me alegra, amiga Fuensanta que, una vez más, te asomes a mi cornijal. Respecto de lo que dices de que te dan ganas de emigrar, vista la realidad económica, social, política y cultural de esta nuestra Comunidad, estoy en sintonía contigo. El problema es dilucidar hacia dónde, pues las comunidades más próximas no es que estén mejor, y Cataluña, hacia la que siento especial admiración, se ha deslizado por la senda del apoyo a un nacionalismo moderado, de derechas. De modo que nos quedaría algún país extranjero; pero la derecha se ha incrustado en muchísimos países de nuestro entorno. De modo que, visto lo visto, nos tendremos que acomodar a sobrevivir en una Región en la que parece que la derecha más rancia y casposa tiene cuerda para rato.

Un abrazo.