martes, 9 de junio de 2009

NO SON BROMAS

(Artículo publicado en LA OPINIÓN de Murcia/ 09-06-09)


¿PERO HA HABIDO CAMPAÑA?
Aunque ustedes no se lo crean ( quienes hayan ido a votar el pasado domingo quizá sí), se han celebrado elecciones para elegir a los 735 diputados y diputadas del Parlamento Europeo, de los que 50 corresponden a España. Cualquiera lo diría, porque campaña electoral, lo que se dice campaña, poca. ¿Alguien ha sido capaz de detectar alguna propuesta para mejorar esta nuestra Europa común por parte de los partidos mayoritarios? Entre las poco afortunadas declaraciones de Mayor Oreja, alineándose con la jerarquía católica a la hora de valorar por igual los abusos de pederastia del clero irlandés y el aborto, los sempiternos casos de corrupción, incluyendo los trajecitos a medida para algunos, y los aviones públicos de uso privado, poco se ha hablado de Europa. Y les puedo asegurar, aun sin ser un experto en este tema, que nos jugábamos mucho en este envite.

MURCIA, CIUDAD SOSTENIBLE (¡!).
Aunque tampoco se lo crean, recientemente el alcalde de Murcia, Miguel A. Cámara, acaba de recibir en Barcelona, de manos de la infanta Cristina, el premio Ciudad sostenible, otorgado por la Fundación Forum Ambiental con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente, por sus méritos en todas las categorías premiadas, a saber: agua, atmósfera, residuos y energía. Pero ese premio tiene truco: a la fundación otorgante pertenecen empresas muy ligadas a Murcia como CESPA (tratamiento de residuos y vertedero de Cañada Hermosa), AGBAR (responsable de Aguas de Murcia) y URBASER S.A., empresa de tratamiento de residuos también con intereses en la Región de Murcia. Pero, además, si una ciudad que no ofrece un transporte público alternativo al coche privado y que mantiene a las pedanías de la Costera Sur con un servicio de autobuses deficiente y caro, que no posee carriles bici, que ha apostado por un urbanismo desbocado y sin planificación municipal, que no gestiona adecuadamente sus residuos, que mantiene el río en un estado francamente mejorable, que desprecia su patrimonio arqueológico, que condena a una muerte lenta al pequeño comercio beneficiando a las grandes superficies, que no hace nada por disminuir la contaminación acústica y lumínica…se merece esa distinción, basándose simplemente en proyectos, ¿cómo estarán las demás?

AGRICULTURA: MUERTE LENTA.
Nuestra agricultura languidece. El sector que algunos dicen está llamado a camuflar las cifras del paro de otros sectores está aquejado de una muerte lenta. Hace unos días, la ciudadanía murciana acudió en notable número a una plaza de la ciudad a recibir sacos de patatas de 3 kilos a un euro. Los cosecheros murcianos de este tubérculo prefirieron la venta directa a soportar la humillación que sufren cuando han de vender su producción, en origen, muy por debajo del coste de explotación. Recientemente, la organización agraria COAG alertaba de una inminente descapitalización del campo murciano, pues la diferencia del precio de origen de algunas hortalizas respecto de lo que pagamos por ellas en el mercado puede llegar hasta el 1.500%, caso del pepino. ¿Por qué a nadie se le ha ocurrido, hasta ahora, legislar para que esos escandalosos márgenes no arruinen a quienes, de verdad, contribuyen a llenar nuestra cesta de la compra, que no son precisamente los intermediarios?

DOBLE DISCURSO DEL PP.
El líder del PP, Mariano Rajoy, lanzó hace unos días en Murcia una de esas promesas de campaña que no son más que eso, promesas. Trató de convencernos de su clara apuesta por la supervivencia del trasvase Tajo-Segura, en unos momentos en que muchos, en su propio partido, hablan de la necesaria caducidad de esta infraestructura. Me consta que a su paso por Castilla-La Mancha ni siquiera citó este asunto. Doble discurso, pues, el de Rajoy en este tema, dependiendo de qué comunidad autónoma visite. Pero eso no preocupa a los populares, pues el PP es consciente de que mantiene incólume en Murcia su granero de votos.
Diego Jiménez

2 comentarios:

supersalvajuan dijo...

La doble cara del agua del PP. En Toledo una cosa, y aquí, la antagónica.

Clares dijo...

Increible lo de la ciudad sostenible. Es un escándalo, la verdad. Urbaser es la empresa que gestiona la planta de residuos de Ulea, que tiene más denuncias acumuladas en el Seprona que una central nuclear. Incumple todas las normas y es un auténtico vertedero repugnante y maloliente. Qué vergüenza, amigo Diego. De esto y de otras cosas. Los del pp siguen un viejo truco de la derecha: creen que las palabras crean la realidad, una realidad que ellos saben falsa, pero que transmiten muy bien a la gente poco formada. A mi me escandaliza que hayan batido records de votos en esta región.