lunes, 29 de junio de 2009

LA “VII MARCHA EN DEFENSA DEL LITORAL” DENUNCIA LA CONSTRUCCIÓN DE UN MACROPUERTO DE CONTENEDORES EN EL PARAJE COSTERO CARTAGENERO DE “EL GORGUEL”









Cerca de quinientas personas caminaron desde Portmán (La Unión) hasta ese paraje para denunciar el proyecto de la Autoridad Portuaria de Cartagena, avalado por la Administración regional murciana.

Diego Jiménez/Murcia.-
El empeño que la coordinadora ‘La Región de Murcia no se Vende’ (LRMNSV), integrada por más de 69 colectivos, y otras formaciones políticas, como IU de la Región de Murcia (IURM), vienen poniendo en la defensa del litoral murciano debería tener más respuesta social y, sobre todo, más sensibilidad por parte de unas autoridades regionales que, amparadas en el amplio margen electoral que vienen disfrutando, desprecian, cuando no condenan directamente al silencio, las denuncias hacia un modelo de desarrollo y de crecimiento insostenible.

En esta ocasión, la programada ‘VII Marcha en defensa del litoral’, que año tras año viene organizando LRMNS, tenía como objetivo directo la oposición frontal al proyecto de construcción de un macropuerto de contenedores en el paraje de El Gorguel, cercano a la población de Portmán y muy próximo también al complejo industrial de Escombreras, proyecto planeado por la Autoridad Portuaria de Cartagena y avalado por la Administración regional.

En la mañana del pasado domingo, sobre las 11:30 horas, arrancó la marcha, arropada por cerca de quinientas personas, desde el antiguo Puerto de la esa localidad unionense hasta la playa de El Gorguel. Las personas que se manifestaron, bajo un sol implacable y un altísimo grado de humedad, cubrieron los ocho kilómetros que separan ambos enclaves, primero por la carretera de acceso a la localidad y luego enfilando senderos de montaña que, en fuerte descenso, conducían al punto de destino. Algunas personas prefirieron acceder al lugar en piraguas, en kayak o en el barco de ANSE, para disfrutar del paisaje costero desde otro punto de vista. Tras el regreso, de nuevo, a Portmán, más de doscientas personas pudieron degustar el típico caldero propio de la zona, y, en la jornada de tarde, se produjeron actividades lúdicas y culturales que pusieron el colofón a esta jornada reivindicativa.

Múltiples apoyos y lectura de comunicado

En el punto de salida, el antiguo Puerto de abrigo de Portmán, pudimos ver el amplio apoyo social y político con que contaba la Marcha, con personas de organizaciones ecologistas como ANSE (Pedro García), Ecologistas en Acción (Miguel Ángel Esteve y Julia Martínez), junto a otros miembros de ADELA (la Asociación en Defensa del litoral), Greenpeace, WWW, etc. , y miembros de la propia organización, como los hermanos Cutillas.

Los colectivos sociales también estuvieron representados, contándose con la presencia, entre otras personas, de Paco Morote y Cristóbal Crespo por el Foro Social de Murcia, Caridad de Santiago y Mercedes Noval, integrantes de la Comisión 8 de Marzo y del Foro Ciudadano, Enrique Fuster, de STERM-La Intersindical, el histórico ecologista local Pedro Baños, oriundo de Portmán, y el también histórico dirigente sindical Rogelio Mouzo, contándose, además, con la presencia de J. García del Toro, profesor de Prehistoria de la Universidad de Murcia, que portaba un significativo cartel recordando el origen romano de Portmán (el Portus Magnus antiguo) y denunciando que, como dijera Catón (“delenda est Carthago”), los políticos actuales se disponen a destruir también Portmán.

Los partidos políticos también tuvieron su representación, contándose con el apoyo visible de Pedro López, concejal socialista en el Ayuntamiento de La Unión, grupo que se ha opuesto a esa actuación cercana al municipio, y otros miembros de ese partido, mientras que Izquierda Unida de la Región de Murcia (IURM) y las Juventudes (UJCE) estuvieron ampliamente representadas en la marcha, con Pepe Haro, concejal de IU en La Unión, Victoria Rodríguez, coordinadora de IU de Cartagena, Esther Herguedas, concejala de IU en el consistorio murciano, a quienes acompañaban quien redacta esta crónica, en mi condición de Responsable de Movimientos Sociales en la nueva dirección de IU, junto con muchos jóvenes de UJCE e integrantes de la dirección de IU en Cartagena como José León y Rodrigo García.

La exposición del motivo de la convocatoria, acto realizado antes de iniciarse la marcha en el mismo Puerto de Portmán, corrió a cargo del dirigente vecinal local Sergio Cerezuela, que dio paso a Miguel Ángel Esteve, encargado de leer el comunicado redactado por LRMNSV, organizadora de la marcha.

En el mismo se dice que “los vecinos de Portmán, los vecinos de La Unión y los componentes de distintos grupos ambientalistas y sociales, preocupados por la propuesta de un macropuerto de contenedores en El Gorguel por parte de la Autoridad Portuaria de Cartagena y la Administración regional, nos vemos obligados una vez más a protestar enérgicamente ante lo que consideramos un nuevo atentado a nuestro medio ambiente”, obra que, según se afirma, “vuelve a dirigirse a un tramo de costa, a unos paisajes y unos ciudadanos que han sido maltratados una y otra vez, desde hace décadas, bajo la excusa de un interés general que siempre ha ocultado intereses estrictamente particulares”.

El escrito denuncia que la proyectada dársena de El Gorguel “intensificará aún más la degradación de la zona y comprometerá el futuro de la regeneración de la Bahía de Portmán”. Se exige, pues, una reparación, pues “Portmán y El Gorguel son acreedores de una deuda histórica social y ambiental”, deuda que “sólo puede saldarse con la regeneración de esta bahía, con un uso inteligente, no depredador, de las oportunidades turísticas de este segmento excepcional en calidad paisajística de la costa murciana”, respetando, en todo caso, “las distintas figuras de protección y catalogación (ZEPA, LIC, BIC) por todos los estamentos competentes en conservación de la Naturaleza y del patrimonio cultural”.

“Las obras proyectadas en El Gorguel aterrarán dos calas completas y afectarán a unas 330 hectáreas de fondos marinos en fase de recuperación, con hábitat protegidos, modificarán severamente la dinámica litoral y la calidad de las aguas”, advierte el escrito, que también incide en el preocupante hecho de que “se extinguirá el 40% de las aves rapaces del áreas, todas ellas amenazadas, junto con la eliminación de un contingente estimado de 4.500 ejemplares de flora protegida”.

“La propuesta del Macropuerto”, continúa el escrito, “supondrá, por tanto, una pérdida grave en los distintos valores ambientales reconocidos internacionalmente por la Red Natura 2000, así como un severo desprecio por el excepcional patrimonio geológico e histórico que atesora la zona”, por lo que se pide a las autoridades responsables del proyecto que “rectifiquen y superen su hipocresía, su insensibilidad y su miopía social y ambiental”.

El comunicado termina agradeciendo al Ayuntamiento de La Unión su “inequívoca postura contraria al proyecto de El Gorguel”, y pide “sentido común, ética, coherencia y responsabilidad a la Administración central, para que ejerza sus competencias y frene definitivamente esta locura”.

3 comentarios:

supersalvajuan dijo...

El amigo García del Toro no se pierde una.

Matilde dijo...

Había también algún representante del PP de la Unión, que todo hay que decirlo y bastantes personas más representativas de STERM-INTERSINDICAL. Nadie de CCOO ni de UGT.
En fin...

Diego Jiménez dijo...

Cuando cito las personas presentes de STERM-La Intersindical y de otros colectivos digo "entre otras personas". Lamento no haber localizado a ninguna persona del PP, simplemente por desconocimiento. Aunque sí cito en el comunicado la postura contraria al macropuerto del Ayuntamiento de La Unión. Y todo el mundo sabe que dicho ayuntamiento está regido por el PP. De modo que no entiendo ese "en fin" final. Este cronista en ningún momento está predispuesto a manipular la información, sino simplemente a dar fe de lo que pudo palpar "in situ". En fin...