domingo, 24 de mayo de 2009

EN MURCIA, DIRIGENTES Y CANDIDATOS DE IU LLAMAN AL VOTO MASIVO DE IZQUIERDAS PARA CONSTRUIR UNA EUROPA MÁS SOCIAL



En el mitin del acto central de campaña celebrado en el Jardín de la Seda, intervinieron José Antonio Pujante, diputado y coordinador regional de IURM, Cayo Lara, coordinador federal, y Adoración Peñas y Pedro Marset, candidatos al Parlamento Europeo.

Diego Jiménez/Murcia.-
La tarde del sábado 23 de mayo, bochornosa y con nubes amenazadoras de tormenta, nubes que dejaron caer unas gotas en el transcurso del acto, no fue óbice para que Izquierda Unida de la Región de Murcia (IURM) pudiera celebrar su acto central de campaña de las elecciones al Parlamento Europeo. El mitin pudo celebrarse con total normalidad, pese a la negativa inicial del Ayuntamiento de Murcia a dotar de electricidad al escenario del jardín de la Seda, actitud antidemocrática que fue enmendada por el requerimiento de la Junta Electoral obligando al Ayuntamiento a facilitar fluido eléctrico para propiciar el normal desarrollo del acto, que dio comienzo a las 19:50 de la tarde. Momentos antes de esa hora, fue afluyendo al lugar numeroso público, con bastante presencia de jóvenes y militantes y simpatizantes de todos los puntos de la Región, con profusión de banderas y símbolos de la coalición. Sendas banderas republicanas adornaban la entrada y el escenario del recinto. A las 19:45, hacían entrada al lugar Cayo Lara, José A. Pujante, Adoración Peñas y Pedro Marset, para iniciar sus respectivos discursos.

José Antonio Pujante : “La crisis actual no es sólo producto de la ‘mano invisible’ de Adam Smith: PP y PSOE son corresponsables”

José Antonio Pujante, coordinador y diputado regional de IURM, comenzó criticando a los dos partidos mayoritarios, que defienden una idea genérica de Europa, pero que se niegan a hacer referencia concreta a la crisis económica. Recordó que esos mismos partidos son los que defendieron el Tratado de Maastricht y la independencia absoluta del Banco Central Europeo, en una clara apuesta por la Europa del capital, lo que ha conducido a la ‘soledad’ de IU, opuesta a esta construcción europea.

Pujante se remontó a la era Tatcher-Reagan para recordar que el actual modelo neoliberal, en crisis, fue auspiciado por esos dirigentes, y que dicho modelo ha propiciado, en nuestro país, el monocultivo del ladrillo. Pujante criticó las nulas diferencias en materia económica existentes entre PP y PSOE, recordando que Zapatero apoyó la candidatura de Rodrigo Rato para dirigir el FMI.

Concluyó su breve salutación afirmando que IU apuesta por el sector público en una Europa diferente, que pueda intervenir en la economía para abordar los problemas de la ciudadanía del continente, para lo cual es requisito imprescindible que los presupuestos comunitarios superen la actual barrera del 1% del PIB europeo. Pujante apostó por una Europa más fuerte, por un Parlamento Europeo democrático y más decisorio y por políticas comunitarias que atiendan a los sectores sociales más desfavorecidos.

Cayo Lara: “Zapatero no tiene alternativas políticas ante la crisis, por miedo a enfrentarse a los grandes poderes económicos del país”

Cayo Lara, coordinador federal de IU, comenzó preguntándose por qué se registra tanta abstención en estas elecciones, para recordar que son los mensajes negativos procedentes de Europa los que han propiciado ese desencanto social, citando como ejemplos las Directivas comunitarias de las 65 horas laborales, la llamada “de la vergüenza” (que se ceba sobre la población inmigrante) y la de Servicios, recordando, además, el poco peso específico de Europa en el contexto internacional, lo que le ha llevado a inhibirse (“mirar para otro lado”) cuando ha debido intervenir en hechos como la reciente agresión criminal israelí a la Franja de Gaza. Por el contrario, Cayo Lara dice que desde la izquierda hemos de apostar por una Europa menos militarista, más social, más soberana y más unida.

Pasó a esbozar, a continuación, datos más en clave nacional, recordando la reciente alusión de Felipe González, ex presidente del Gobierno del PSOE, a que el actual Gobierno de Zapatero no tiene un plan concreto contra la crisis. Se centró en su reciente encuentro con el presidente del Gobierno en La Moncloa, en el que el Zapatero no dio respuesta alguna a las propuestas formuladas por IU para salir de la misma, hecho que Cayo achaca a que el presidente no tiene alternativas políticas por miedo a enfrentarse a los grandes poderes económicos de este país. Y para reforzar esta afirmación, Cayo Lara recordó el reciente debate del Estado de la Nación, en el que el presidente no dio respuesta alguna a problemas tan sangrantes como la existencia de 4,5 millones de parados, al millón largo de personas que han agotado el subsidio, al problema de los desahucios por impagos de hipotecas, al problema de la vivienda…

Pasó, a continuación, a exponer muy didácticamente cómo se ha llegado a la crisis en España, a la cual la desligó de la coyuntura internacional, pues se habría producido igualmente porque es estructural, en la medida en que nuestro modelo económico se ha basado en el ladrillo, en la construcción desaforada y en la escasa intervención estatal en la economía, lo que ha llevado a que la vivienda, más que un bien social, se haya convertido en instrumento de especulación. Como beneficiarios de esta situación, los que se han forrado; como víctimas, los jóvenes hipotecados, las familias sin subsidio de paro, los mismos parados, y como responsables, inicialmente el gobierno del PP, con su Ley del Suelo propiciadora de la actual situación, pero también el PSOE, por consentir esta especulación. Por ello, dijo, “aunque se juegue el partido en Europa, hemos de votar para castigar a los culpables”.

Abundando en el razonamiento anterior, Cayo Lara recordó que la escasa financiación municipal, con ayuntamientos que vienen participando sólo con un 13% del PIE (Participación en los ingresos del Estado) está en el origen de que alcaldes corruptos hayan abierto las puertas de la financiación municipal a las empresas constructoras.

Lara citó otros males endémicos de nuestro país, tales como la obsesión de los empresarios por abaratar el despido –para lo que recordó las propuestas del presidente de la CEOE -financiador de la campaña de Esperanza Aguirre para hacerse con la Comunidad de Madrid- en este sentido; el fraude fiscal, con empresarios que declaran ingresos anuales de 13.000 €, cuando la media de los trabajadores está en 20.000; la supresión del impuesto del patrimonio, que supone que las arcas del Estado dejen de recaudar 1.800 millones de €, lo que equivale –exponiendo gráficamente la cuestión- a llenar unos 30 camiones con billetes de mil pesetas de antes, medida que se contrapone con la inyección de 50.000 millones de € a la Banca privada y que sólo ha servido para que ésta sanee sus cuentas con los acreedores extranjeros, etc.

Lara pasó a esbozar las propuestas que la coalición de izquierdas tiene ante la crisis: 1) Destinar 6.800 millones € para propiciar, mediante los ayuntamientos, planes de empleo para parados sin subsidio con una aportación salarial de 700 € durante seis meses; 2) plan de rescate de viviendas, es decir, la compra por el Estado, a precio de coste, de viviendas sin vender para ofertarlas en el mercado de alquiler; 3) una dotación e 5.000 millones € para avalar a la pequeña y la mediana empresa; 4) creación de una Banca pública; 5) otra dotación de 30.000 millones € para inversiones en economía productiva; 6) 120.000 millones para potenciar puestos de trabajo en el sector público para garantizar la Educación infantil de 0-3 años, el desarrollo adecuado de la Ley de Dependencia y para aumentar las plantillas de jueces, médicos e inspectores y subinspectores de Hacienda; 7) fijación de un salario máximo interprofesional, y 8) una reforma fiscal progresiva.

Terminó su alocución con dos mensajes (“estamos creciendo en la unidad” y “no podemos seguir votando a los verdugos”) y una apelación a los jóvenes presentes en el recinto, para lo que leyó un poema de Bendetti titulado “Qué les queda a los jóvenes”.

Adoración Peñas: “Son precisas políticas de igualdad en la UE, desde posiciones de izquierda”

Adoración Peñas, candidata por IU al Parlamento Europeo, comenzó afirmando que es preciso aumentar el gasto social en la UE, recordando que el sector más afectado por la actual crisis es el de las mujeres, que soportan una menor tasa de actividad respecto de los hombres y los empleos más precarios, lo que les lleva a un papel subalterno en el mercado laboral.

Por ello, Adoración reclamó compromisos concretos con la igualdad, eliminado así mismo el sexismo que aún anida en los medios de comunicación. Pidió políticas concretas de protección a la mujer en casos de violencia y apeló a una necesaria Educación de calidad, laica y democrática, con el estudio de dos lenguas extranjeras, además de la propia, por todos los niños y niñas de Europa. Respecto de la Universidad, se pronunció en contra de la mercantilización actual que puede suponer el ‘Plan Bolonia’ y postuló la oferta de becas-salario y no las previstas becas-préstamo. Criticó la doble moral que hay hacia las personas inmigrantes, enfatizando la perversidad que supone la actual Directiva del retorno, y reclamó para estas personas el derecho al voto, sobre todo en las elecciones locales y al Parlamento Europeo. Exigió, además, el cierre de los actuales CITE (Centros de internamiento de trabajadores extranjeros), a los que calificó de ‘cárceles encubiertas’, y concluyó exigiendo políticas efectivas de igualdad en la UE, consolidando a Europa como tierra de acogida.

Pedro Marset: “Hay que refundar Europa desde principios éticos

Cerró el acto Pedro Marset, candidato por IU al Parlamento Europeo. Comenzó su disertación enfatizando el papel que cabe hacer a la izquierda en el actual proceso de construcción europea, recordando que el Partido de la Izquierda Europea, surgido hace unos cinco años, quiere contribuir a ese reto.

Calificó las actuales elecciones como un lamentable espectáculo, en un contexto de hundimiento del vigente modelo económico, por lo que criticó que el mismo Zapatero proponga como presidente de la Comisión Europea a Durao Barroso, dirigente portugués que se significó por su apoyo al ‘Trío de las Azores’ responsable de la invasión de Iraq. Para Pedro, PSOE y PP son la misma cosa, como lo demuestra el hecho de que ambos partidos apoyan el actual Tratado de Lisboa. Para Marset, por el contrario, el presidente de la Comisión Europea debería ser Oskar Lafontaine, ex dirigente del Partido Socialdemócrata alemán (SPD), partido al que abandonó para presidir actualmente el partido de izquierdas Die Linke.

Marset aboga por refundar Europa desde principios éticos, para lo que propone, como fundamentos históricos, la democracia griega del siglo V a.C., las ideas de la Revolución Francesa de 1789, la parte económica, no ideológica ni política, de la Revolución bolchevique de 1917 en Rusia, y el Mayo francés, la Primavera de Praga y el Club de Roma, acontecimientos de 1968. Como fundamentos políticos, Marset plantea los siguientes:

1) Plena democracia en Europa. No a una “Europa fortaleza”. Parlamento dotado de plenos poderes legislativos.
2) Derechos humanos y sociales para toda la población.
3) Modelo económico alternativo, con unos presupuestos comunitarios que lleguen al 3% del PIB europeo; con más Educación, formación, Ciencia y Tecnología; respetuoso con el medio ambiente; con una Política Agraria Común (PAC) que permita ganar en soberanía alimentaria respecto del control de las grandes multinacionales, y que propicie ayudas al cooperativismo agrario, con productos agrícolas en cuyo etiquetado figure el precio de origen y el precio final para favorecer un comercio que beneficie a productores y consumidores…
4) Una Europa de la Paz. Recordó el eslogan “OTAN no, bases fuera”, para postular una Europa fuerte en el contexto internacional, pero pacifista, para lo que aludió al artículo 6 de la Constitución de la II República Española, aquel que rezaba literalmente: “España renuncia a la guerra como instrumento de política nacional”.

Terminada la intervención de los oradores, cerca de las 10 de la noche, dirigentes y candidatos de IU subieron al escenario para saludar, en señal de despedida, al público asistente.


4 comentarios:

supersalvajuan dijo...

Principios éticos y Europa en una misma frase. Demasiado utópico. Ánimo, pero no os van a dejar, creo yo.

Clares dijo...

A votar, eso es lo que hay que hacer, que luego parece que las cosas de Europa no nos afectan, a la vista de la absención que hay. Iremos y a ver qué pasa. Como dice supersalva, no sé si nos van a dejar. Esta es la Europa del capital y de las multinacionales.

ernesto51 dijo...

Excelente reseña del acto. Coincido con Clares en la necesidad de votar, a pesar de que tengamos el gusanillo de la duda, del cansancio y la desesperanza. Hay que votar¡¡¡¡ y cofiar en lo utópico.

Diego Jiménez dijo...

Sí, Fuensanta, ésta es la Europa del Capital. La Europa de los Tratados de Maastricht, Niza y Lisboa, impuestos a la ciudadanía. Una Europa cuyo Parlamento no tiene, en realidad, funciones legislativas, ensombrecido por la Comisión y el Consejo, pero, como dice Ernesto, hay que votar. Más que nada para evitar la previsible "barrida" de la derecha (y no sólo española) en estos comicios. Es preciso que se vea el voto de izquierdas.

Un saludico a los dos por asomaros a mi cornijal.