domingo, 26 de abril de 2009

Centenares de personas se manifiestan en Murcia por el advenimiento de la III República


Exigen una respuesta republicana y popular a la crisis y una sociedad más justa, participativa y ecológicamente sostenible.


Diego Jiménez/Murcia.- Convocadas por la Coordinadora de Organizaciones republicanas de Murcia (COR), unas cuatrocientas personas salieron a la calle, en la tarde del pasado sábado 25 de abril, para reivindicar la III República. Llegadas de todos los puntos de la geografía murciana, y con predominio de jóvenes que dieron colorido a la concentración, se concentraron inicialmente en la plaza de Santo Domingo de la capital, en donde, sobre el suelo, se exhibía una enorme bandera republicana. Instantes después, tras la lectura de un comunicado (que corrió a cargo de Marisol y José, de UJCE, y de Sandra y Pablo, integrantes de uno de los colectivos republicanos convocantes) exigiendo una respuesta republicana y popular a la crisis, la concentración se transformó en manifestación que transcurrió por la calle Trapería y la plaza del Cardenal Belluga hasta la plaza de la Glorieta, a las puertas del Ayuntamiento, donde, tras unos momentos de concentración, las personas que apoyaban el acto se disolvieron pacíficamente.

A lo largo de toda la tarde, en el transcurso del acto, que estuvo adornado por banderas, carteles y globos de colores, además de pancartas con las leyendas “Contra la crisis del capital. Por la tercera República”, de la COR, así como otra “Por la Tercera República, Libertad, Igualdad, Fraternidad”, se corearon eslóganes de todo tipo, tales como: “No hay dos sin tres, República otra vez”, “España mañana será republicana”, “Nos hace falta ya una Huelga general”… y otros en tonos jocosos hacia la familia real como “Marichalar, a Pizza Hut, Leonor, al Hipercor”, etc. , en medio de un entusiasmo que, por lo que recordamos, superó al de la convocatoria del año pasado.

2 comentarios:

Clares dijo...

No hay que perder las esperanzas, nunca, pero yo estoy un poco pesimista, y no sé tampoco hasta qué punto estas manifestaciones sirven para algo más que para que se encuentre la gente de la misma idea. No sé qué me pasa, Diego, estoy desanimada y pesimista. Comprendo que hay que hacer estas cosas y acudir siempre que se pueda, pero tengo mucho desánimo.

Diego Jiménez dijo...

A mí, amiga Fuensanta, me mantiene en pie una, quizás ingenua, creencia en que es posible contribuir con nuestro esfuerzo personal a mejorar este mundo.

Y testimonios como el de Marcos Ana, que puedes leer arriba en la reseña que hemos redactado, al alimón, M Carmen y yo sobre su charla en Archena.