jueves, 13 de enero de 2011

Cerca de 40.000 personas clamaron en Murcia contra el duro plan de ajuste de Valcárcel, aprobado el pasado día 23 de diciembre en la Asamblea Regional

En una multitudinaria protesta, empleados públicos llegados de toda la Región llegaron a colapsar durante cerca de dos horas la Gran Vía.
(Fotos tomadas de La Opinión de Murcia y de la web de IU de la Región de Murcia)











Diego Jiménez/Murcia.- La manifestación celebrada en la capital murciana el pasado miércoles, día 12 –la sexta muestra de protesta desde el pasado día 22 de diciembre- contra la Ley para la sostenibilidad de las finanzas públicas ( y de de la que dimos cuenta en una información anterior: http://desdemicornijal.blogspot.com/2010/12/empleados-y-empleadas-publicas-de.html ) fue, sin duda, una de las mayores registradas en la ciudad en los últimos años, si exceptuamos las de 2003 contra la guerra de Iraq.

Cerca de 40.000 personas, según distintas fuentes y la apreciación que pudimos hacer in situ, colapsaron durante cerca de dos horas la Gran Vía murciana. Empleadas y empleados públicos de los sectores sanitario y educativo y sus familias que se solidarizaron con aquéllos, pero también muchos jóvenes estudiantes y ciudadanos y ciudadanas que quisieron sumarse, exteriorizaron en las calles la protesta por el drástico plan de ajuste que el Gobierno del presidente Valcárcel ha puesto en marcha, con fecha 1 de enero, y que fue aprobado en la Asamblea Regional el pasado día 23 de diciembre.

Una protesta muy activa y variada

Los recortes salariales y sociales que se ceban en esos colectivos, junto con la suspensión de los acuerdos suscritos y la repercusión evidente que dichas medidas van a tener en servicios públicos esenciales, como son la Sanidad y la Educación, han logrado enervar los ánimos del personal empleado público y concitado el rechazo unánime de todos los sindicatos con implantación en esos sectores y en los que no tienen presencia en la Función Pública regional.

La protesta del pasado día 12 estaba convocada por UGT, CC OO, SATSE, CSIF, STERM-Intersindical, ANPE, SIDI y SAE, cuyos líderes encabezaban la pancarta en la que podía leerse “Frente a la agresión social de Valcárcel, dignidad y resistencia”. En la manifestación, cuya ‘cola’ no pudo alcanzar el final del trayecto, quedándose a casi mil metros del mismo debido al alto número de personas asistentes, se exhibieron banderas y símbolos de los sindicatos convocantes y carteles muy llamativos y originales con leyendas reivindicativas y de protesta, algunas de las cuales hacían alusión a la Muestra “Manifesta 8”, impulsada por el consejero de Cultura, Pedro Alberto Cruz, sobrino del presidente, y que ha constituido no sólo un fiasco sino uno de los paradigmas del despilfarro del dinero público de que ha hecho gala el Gobierno regional murciano.

CGT portaba una pancarta que, con la leyenda, “Los tijeretazos nos afectan a todos, organízate y lucha”, apelaba a la necesidad de la movilización del conjunto de la sociedad murciana, mientras que dirigentes y simpatizantes de Izquierda Unida, formación política que se hizo visible en la protesta, al igual que CGT, casi cerrando la manifestación, portaban una pancarta reclamando una salida social a la crisis. Junto a ellos, militantes de las Juventudes Comunistas y del PCE-RM se mostraron a lo largo del trayecto muy activos, coreando consignas tales como “PSOE y PP, la misma mierda es”, “¿PSOE de izquierdas? Jajaja”. “Valcárcel y Zapatero, los mismos embusteros”, etc. Junto a ellas, el grueso de la manifestación coreaba otras tales como «Menos asesores, más profesores», «Menos Typical y más sanidad», «Valcárcel dimisión, por chorizo y por ladrón», «Valcárcel, cretino, trabaja de interino».

Al pasar los manifestantes a la altura del domicilio del presidente Valcárcel, en la Gran Vía, arreciaron los pitidos y consignas tales como “Manos arriba, esto es un atraco”, “Ahí está la cueva de Alí Babá”, «Valcárcel dimisión, por chorizo y por ladrón», «Valcárcel, cretino, trabaja de interino» y otras, al tiempo que, como ya viene siendo habitual, algunas personas lanzaron huevos y naranjas podridas contra la puerta de acceso al inmueble. El lugar, como viene siendo habitual, estuvo fuertemente custodiado por efectivos policiales.

Comunicado de repulsa

Por la dimensión de la protesta, muchas de las personas manifestantes no pudieron tener acceso al acto de la lectura del comunicado conjunto de los sindicatos convocantes, hecho que se produjo en las inmediaciones del edificio de la Consejería de Hacienda, en la avenida Teniente Flómesta, y que corrió a cargo de Trinidad González, trabajadora sanitaria. El comunicado, recogiendo sin duda el sentir mayoritario de las personas que secundaron este acto de protesta, concluía con la alusión “No pararemos hasta que ganemos”.

Próximas movilizaciones

Las protestas van a tener continuidad en los próximos días. Así, el viernes, 14, está prevista una concentración ante la sede del Gobierno regional y el próximo martes, día 18, están previstos paros de entre 10 y 15 minutos, en horario laboral, en los centros de enseñanza, paros que se registrarán el próximo día 20 en los centros sanitarios.

Además, está convocada una nueva manifestación para el próximo 25 de enero, y  los sindicatos convocantes no descartan la convocatoria de una huelga general en esos sectores si el presidente Valcárcel no rectifica, retira la ley y se aviene a negociar con los sindicatos otras medidas no tan lesivas para los trabajadores y trabajadoras de estos sectores.

3 comentarios:

///Esfera Comunista\\\ dijo...

Anda que no quedan manifestaciones por organizarse.

El muy hijo de puta de Valcárcel, se esperó a las vacaciones para hacer los recortes, para así pillar de vacaciones y luego de exámenes a los estudiantes y para pillar de vacaciones a los trabajadores.

Pero que no se preocupe, porque cuando el movimiento estudiantil acabe con los exámenes, se va a cagar por las patas abajo.

supersalvajuan dijo...

No nos queda otra!!!

Anónimo dijo...

CCOO ya ha llegado al doblepensar orweliano. En Murcia encendidos gritando que no pasarán, que lucharemos hasta vencer... y en Madrid aceptando la subida de la edad de jubilación.

Que se vayan.